La semana del 6 al 12 de mayo, la coordinadora del Fons Pitiús realizó un viaje de seguimiento a El Salvador y Honduras donde el Fons desarrolla proyectos en el sector del agua y de la salud, respectivamente.

En El Salvador, el Fons trabaja a través de la organización ACUA y los proyectos que se financian tienen dos componentes principales: lograr el acceso al agua potable y formar las juntas de agua para que puedan administrar bien los sistemas de abastecimiento y se fortalezcan como defensoras del derecho humano al agua. Este último hecho, es especialmente importante en un país donde no es suficiente tener acceso a agua potable, sino que también se hace imprescindible defenderla de los continuos intentos de privatización.

             

En su visita, la coordinadora visitó los sistemas de agua construidos a Amaquilco (ya finalizado), y El Amatal (construido en un 80%). Entre los dos sistemas se da cobertura a 217 familias que han participado en el proyecto cavando las zanjas por donde deben ir las tuberías y haciendo la mezcla para la construcción del tanque de agua. Además, se reunió con dos asociaciones de mujeres unidas para defender el derecho humano al agua, que a través del proyecto, se están capacitando en temas de autoestima y empoderamiento.

En Honduras se trabaja, a través de Cáritas, con el Centro Cultural Hibueras, que tiene como eje central el trabajo con jóvenes a través del arte y la cultura. En este sentido, en 2014 y 2015 el Fondo apoyó dos proyectos que tenían como objetivo por un lado, potenciar la organización juvenil para crear liderazgos e incrementar la participación social de los jóvenes en sus comunidades y por otro , crear espacios a nivel municipal que promuevan el protagonismo juvenil a través de actividades como el periodismo, el arte, el deporte, …

La coordinadora se reunió con jóvenes y con la promotora de infancia y juventud de San Vicente Centenario, uno de los 8 municipios implicados en el proyecto que, gracias a esta acción, ha priorizado el tema de la juventud. Estos jóvenes, a partir de la formación inicial en periodismo, han creado una red de comunicadores que realiza un programa en la televisión local donde hacen hincapié en todo lo que les preocupa y les interesa. Asimismo, se dedican a hacer réplicas a las comunidades de las formaciones que han recibido en salud sexual y reproductiva o derechos humanos.

           

También en Honduras, se mantuvieron encuentros con los promotores comunitarios de las redes de atención primaria sanitaria de dos municipios, Arada y San Nicolás. Este proyecto, iniciado en octubre de 2018, parte de la priorización de la sanidad que hacen cinco municipios dado el mal servicio que proporciona la sanidad a nivel nacional. Cada uno de ellos tiene una unidad de atención y, según el número de habitantes, tienen personal médico y de enfermería contratado para atender diariamente o algunos días a la semana. Estos centros se encuentran en lugares donde la comunidad está altamente organizada y toma un papel protagonista en la creación y posterior gestión de estos centros. De hecho, en algunos de ellos y bajo el liderazgo del Centro Cultural Hibueras han septiembre construidos por la misma comunidad. El proyecto trata de crear una red entre los cinco municipios mediante la cual se puedan establecer protocolos conjuntos, capacitaciones y mejoras en el sistema de gestión y administración. Asimismo, cada unidad sanitaria, se ha creado una farmacia comunitaria, gestionada por las personas capacitadas en los cursos, que facilitan los medicamentos a precios asequibles a la población cobrando pequeñas cantidades para contribuir a la sostenibilidad de las mismas.