El acceso a agua potable en las comunidades de Ometepe es un grave problema para muchas familias. En Altagracia el 13% de las viviendas no cuenta con servicio de agua potable y en Moyogalpa a este porcentaje es del 16% en el área rural.

Asimismo, a partir del diagnóstico se han detectado algunas problemáticas: el 50% de las comunidades propuestas para el proyecto diversifican muy poco los cultivos, que no pasan de dos; el 43% sufre plagas y enfermedades reiteradas en los cultivos; el 30% prepara sus parcelas mediante la quema; un 24% declara tener poca capacidad para invertir en recursos.

Por todo ello, este proyecto es la continuidad del proyecto de 2019 y se orienta, por un lado, a reactivar la gestión económica de las familias mediante el impulso de prácticas e inversiones con equidad de género, como puedan ser el manejo de los sus sistemas productivos, con prácticas agroecológicas, prevención ante riesgos por fenómenos naturales, el desarrollo de emprendimientos y la participación en ferias, eventos y otros. Y por otro, a fortalecer la gestión de la salud en las comunidades mediante la provisión de agua, la construcción de unidades de saneamiento, la mejora de los hábitos de higiene y la formación horizontal en medicina comunitaria con el uso de plantas y otros recursos locales.

OBJETIVO GENERAL

Contribuir a la recuperación de las personas y familias, el sistema de vida de las que se ha visto afectado por la pandemia.

ACTIVIDADES

  • Capacitación técnica y práctica, mediante talleres, días sobre terreno, …
  • Inversiones en sistemas productivos (material genético, equipamientos, recursos, …).
  • Elaboración y/o reproducción de material para la prevención de desastres.
  • Valoración sistemática de las actividades y de sus avances.
  • Identificación conjunta (municipios, líderes, ONG) de las mujeres y jóvenes para apoyarlos.
  • Inversiones en emprendimientos económicos y en equipamientos.
  • Intercambio de experiencias, participación en eventos locales.
  • Elaboración de vídeos cortos para sensibilización y divulgación.
  • Identificar familias con necesidades de agua y saneamiento.
  • Reflexión con líderes, municipalidades, empresa de agua, … sobre necesidades, responsabilidades, etc.
  • Inversión en agua y saneamiento.
  • Capacitación en hábitos saludables en la gestión del agua.
  • Elaboración de material divulgativo y formativo.
  • Valoración comunitaria de las inversiones y las responsabilidades.
  • Identificación de saberes locales en salud comunitaria.
  • Sesiones de trabajo con instituciones para planificar actividades.
  • Capacitación técnica y práctica mediante talleres, intercambios y otros.