Este proyecto se organiza en tres componentes fundamentales:
– iniciar un proceso que permita la inclusión de la mujer en todas las esferas de la vida social y productiva, reduciendo las barreras que desprecian su participación y las situaciones de abierta vulneración de sus derechos;
–  impulsar la actividad productiva fomentando la participación de la mujer en igualdad de condiciones e introduciendo mejoras tecnológicas y capacidades para la planificación de la oferta de autoconsumo y comercialización;
– desarrollar las capacidades de 25 organizaciones de primer nivel para lograr una planificación y comercialización conjunta de excedentes, con plena participación de la mujer, hasta lograr consolidar una cooperativa que agrupe a estas organizaciones y a otros que en el futuro pudieran integrarse.