El proyecto quiere contribuir a la articulación territorial de la estrategia nacional de educación, fortaleciendo la gestión educativa participativa, coherente con la realidad local, trascendiendo el simplismo de cobertura y fomentando el acceso sin discriminación al sistema educativo. No se trata de ampliar la cobertura, sino de garantizar que la población demandante de los servicios educativos tengan acceso a una educación de calidad.

En este sentido, se quiere beneficiar a seis escuelas de educación primaria del municipio de San Lucas con una población escolar de 386 estudiantes y 23 docentes para incidir en tres componentes: salud e higiene escolar, ambientes educativos y acceso educativo continuado a lo largo del curso .