Fortalecimiento de actores locales para la soberanía alimentaria, gobernanza territorial y la participación de las mujeres con enfoque de género en 10 comunidades indígenas del departamento de Jalapa

Convocatoria: 2017
Importe total: 101.070 €
Aportación del Fondo: 60.000 €
Asignación:
Estado: En proceso
Entidades ejecutoras:
- Manos Unidas es una organización no gubernamental constituida en 1960. Por una parte, Manos Unidas pretende sensibilizar a la población española sobre la realidad y los problemas de los países del Sur y, por otra, financiar proyectos de desarrollo en África, América y Asia vinculados a la educación, sanidad, agricultura, promoción de la mujer y fortalecimiento social e institucional.
- FUNDEBASE, Fundación para el Desarrollo y Fortalecimiento de las Organizaciones de Base, fue constituida en 1995. Es una organización no gubernamental que acompaña y apoya familias rurales que construyen procesos organizativos y productivos, tanto locales como regionales hacia una vida digna y en paz.

Guatemala es uno de los países de América con niveles de desnutrición más elevados. Los problemas alimentarios y de desnutrición más graves se encuentran en los departamentos orientales del país. Las comunidades donde se desarrollará el proyecto presentan altos índices de desnutrición y una agricultura de baja productividad basada en el uso de agroquímicos. El año pasado el Fons ya apoyó a 10 comunidades indígenas que están realizando actividades para profundizar en el conocimiento de las condiciones sociales, económicas, organizativas y ambientales y construir un plan de trabajo para afrontar las dificultades técnicas. El proyecto actual está dirigido a 100 familias que viven de la agricultura familiar pero que tienen una producción precaria y, como consecuencia de ello, sufren insuficiencia alimentaria. Se pretende implementar un programa de capacitación en agricultura sostenible para adquirir capacidades en agroecología, salud y nutrición a nivel comunitario. También se quiere hacer un acompañamiento a las familias para la diversificación de la producción.
Por otro lado, se quiere fortalecer la junta directiva de la comunidad indígena de San Carlos de Alzate, así como el Consejo de promotores y promotoras defensoras de la vida. En el caso de los primeros para que se impliquen en la defensa de los derechas sociales, económicos, políticos, culturales y ambientales dentro de la su territorio, y los segundos, formulen propuestas en favor de la soberanía alimentaria y la economía de los agricultores y labradores.

Objetivo específico
Fortalecer la soberanía alimentaria promoviendo prácticas agroecológicas, los derechos de los pueblos indígenas, la equidad de género, la gobernabilidad y la incidencia en espacios comunitarios y municipales.

Actividades
– Realización de cuatro talleres, sobre planificación de las unidades productivas agroecológicas.
– Intercambios locales de experiencias sobre producción agroecológica.
– 6 capacitaciones teóricas y prácticas locales en conservación del suelo, abonos orgánicos, diversificación de parcelas y de productos.
– Apoyo a la planificación y desarrollo de 200 unidades productivas (100 familias nuevas y 100 que ya estaban incorporadas) con entrega de diferentes herramientas agropecuarias y forestales.
– 4 módulos de capacitación sobre formación para la defensa del territorio dirigido a 30 autoridades indígenas.
– 4 talleres para la construcción de políticas y reglamentaciones para la gestión de los bienes naturales.
– Realización de una consultoría sobre certeza jurídica y ancestral de las tierras comunales.
– Encuentro regional para el intercambio de experiencias y vinculación de temas movilizadoras para el fortalecimiento de la organización social.
– Realización de campaña permanente sobre educación ambiental.
– 4 módulos de capacitación sobre derechos de la mujer.