Los delitos de violencia contra las mujeres y las niñas representa una grave violación de los derechos humanos pero, en ciertos contextos socioculturales, puede llegar a legitimarse. A este hecho, se suma la debilidad institucional y la falta de medidas jurídicas que protejan a las víctimas en caso de agresión.

El proyecto busca contribuir a resolver la problemática de las mujeres que sufren violencia de género, dándoles atención integral para que puedan enfrentar la situación junto con sus hijos. Por otra parte, se desarrollarán talleres para las familias para promover una convivencia sana que erradique las expresiones de violencia y suscite entre los hombres y las mujeres nuevas formas de relacionarse.