Dignidad inició a Mihecane un Programa de Desarrollo de Zona en 2004 en respuesta a la petición de ayuda por parte de la población. La comunidad ya había comenzado a organizarse empezando construyendo una escuela muy rudimentaria y reclutando a dos mujeres que, a cambio de alimento, estaban trabajando en la alfabetización de cerca de un centenar de niños.
Cuando Dignidade llegó a la región mantuvo reuniones con los líderes y jefes comunitarios así como con las autoridades educativas y los representantes del gobierno. A partir de aquí, Dignidade construyó con la ayuda de la comunidad una escuela con materiales resistentes.
Este proyecto permitirá el acceso a la educación básica a la población en edad escolar de la comunidad Mihecane ya una parte de la población adulta durante el año 2015.
Para alcanzar este objetivo, por una parte se mantendrá en funcionamiento la escuela comunitaria Dignidade que imparte el primer grado de educación primaria (1º a 5º curso).
Por otro, funcionará un centro de alfabetización a unos 10 minutos de la escuela.