Los sistemas productivos de las 6 comunidades donde se desarrollará el proyecto son altamente vulnerables al cambio climático y la pérdida de su potencial productivo (disminución de rendimientos y pérdida de material genético) debido a lo que denominan los técnicos «plantaciones viejas». Las familias tienen escasos recursos y pocos conocimientos especializados sobre el cambio climático, por lo que sufren pérdidas importantes en sus cosechas.
Por otra parte, el proyecto se dirige a sectores poblacionales que no tienen acceso a agua y saneamiento y que presentan un índice elevado de enfermedades de origen hídrico (38%). Esta falta de acceso al agua también la sufren las escuelas que hay en el sector.

OBJETIVO ESPECÍFICO
– Disminuir las fuente de enfermedades que padece la población debido a su limitado acceso al agua potable y sistemas de saneamiento dignas.
– Fortalecer las capacidades técnicas y económicas de las familias productoras para que les permita impulsar acciones resilientes como respuesta a las incidencias violentas del cambio climático.

ACTIVIDADES
– Talleres de planificación con la alcaldía y la población.
– Inversiones en agua y saneamiento.
– Sesiones de trabajo con instituciones (Ministerio de Educación, Ministerio de Salud, municipio) para planificar los talleres sobre gestión del agua y el cambio climático.
– Elaboración de material didáctico para fortalecer el currículo escolar la gestión del agua y el cambio climático.
– Módulos de formación a jóvenes escolares y familiares rurales en la gestión del agua (uso, ahorro de agua, prácticas de higiene, fuentes de contaminación, …).
– Desarrollo de experiencias con jóvenes escolares en la gestión del agua y manejo del riego.
– Talleres de trabajo con familias productoras sobre los efectos del cambio climático.
Identificación de acciones y prácticas más amigables con el medio ambiente y resistentes al cambio climático.
– Talleres de capacitación técnica y práctica.
– Inversiones en sistemas productivos (material genético, equipamientos y medios).
– Fortalecimiento de dos estructuras comunitarias que administren el riesgo frente al cambio climático.
– Apoyo a jornadas y campañas municipales de educación y sensibilización.
– Elaboración de material de apoyo.