En el distrito de Sarín el 62,5% de la población vive en condiciones de extrema pobreza y el resto en condiciones de pobreza. El 58% se dedica a la agricultura. El cultivo de hortalizas se hace en huertos tradicionales mientras que la cría de conejo de indias se hace en la cocina con los restos de la alimentación familiar.

En este escenario de agricultura familiar, se han identificado diversas problemáticas que afectan a estos productores y productoras: baja productividad en el cultivo de hortalizas, déficit en la crianza del conejo de indias, poca experiencia en gestión colectiva y comercialización de excedentes a precios muy bajos.

El proyecto presenta como objetivo principal incrementar el acceso a alimentos nutritivos por parte de las familias de la comunidad Sánchez Carrión, mediante el aumento de la productividad en el cultivo de hortalizas y la crianza del conejo de indias.