El presente proyecto pretende, por un lado, mejorar las condiciones de vida de varias familias agricultoras y, del otro, aumentar la disponibilidad de los recursos hídricos de la región mediante la instalación de equipos de riego por aspersión que permitirán mejorar el aprovechamiento y distribución de agua para los cultivos de 134 familias agricultoras participantes de las comunidades rurales, que dejarán de utilizar el riego por inundación en sus cultivos.

Paralelamente se incentivará y se promoverá que las familias agricultoras diversifiquen sus cultivos y abandonen el monocultivo del cacahuete. Así, las familias no dependerán únicamente de un producto y de su buena producción y, además, podrán diversificar su dieta con la introducción de nuevos productos hortícolas. De esta manera, se conseguirá que estos mejoren e incrementen sus cosechas, aumenten sus ingresos y puedan permanecer la su comunidad sin tener que emigrar hacia las ciudades para buscar trabajos alternativas a la agricultura.