El proyecto pretende mejorar las condiciones de vida de 52 familias y dos escuelas de educación primaria a partir del acceso a una energía asequible, segura y sostenible con aprovechamiento de la energía solar como elemento estratégico en la lucha contra la pobreza.
La realidad que se da actualmente es una falta de acceso a la electricidad principalmente en el sector rural disperso y marginal urbano con una alta dependencia de la generación a través de combustibles fósiles. La reducción de la intensidad de las emisiones de carbono es un objetivo a largo plazo relacionado con el clima, por lo que el proyecto plantea el acceso a una energía limpia que contribuya a facilitar la vida de las familias en relación al aumento de los ingresos o la facilidad para el estudio.
La actuación incidirá desde una perspectiva en la que los participantes sean sujetos activos y corresponsables de los procesos de desarrollo con un enfoque basado en los derechos humanos, así como en la igualdad y equidad, promoviendo que se involucren en la toma de decisiones a nivel local.

OBJETIVO ESPECÍFICO
Mejorar la capacidad de autogestionarse y organizarse de las familias en situación de pobreza severa ante el cambio climático, mediante el acceso a una energía asequible, segura y sostenible.

ACTIVIDADES

– Seleccionar y organizar las familias protagonistas.
– Adquisición de los paneles solares
– Realizar la instalación de los sistemas de energía solar domiciliares.
– Formación en gestión adecuada de los sistemas de energía solar.
– Formación en buenas prácticas agrícolas, género y medio ambiente con énfasis en la gestión del riesgo.