El acceso y disponibilidad de agua en el municipio de Palacagüina es crítico, por situarse dentro del «corredor seco» del departamento de Madriz. Así, se dan diversas problemáticas como consecuencia de la vulnerabilidad ambiental: efectos nocivos de las aguas residuales sobre las bolsas de agua, insuficiente accesibilidad, contaminación del agua de las fuentes, degradación de los suelos, deforestación y una combinación de enfermedades relacionadas con todas estas problemáticas.

En el monitoreo realizado por la Unidad Municipal de Agua y Saneamiento durante el periodo de abril a agosto de 2020, se vio que, de 17 fuentes de abastecimiento de agua para consumo humano analizadas, el 52,94% colapsaron o presentaron caudales reducidos a su nivel mínimo como consecuencia directa del cambio climático.

Por todo ello, la demanda de la población en el sector del agua y el saneamiento es constante y la municipalidad lo tiene como una prioridad entre sus inversiones.

El diagnóstico realizado en la comunidad de Santa Rita muestra que las dos principales fuentes están ubicadas a distancias promedio de 800 metros de la vivienda más cercano y a 1.200 del más alejado. En verano esta comunidad tiene un abastecimiento muy inferior al que recomienda la OMS de promedio, que son 100 litros por persona y día. Además, el agua no es potable y la han de clorar o hervir. Igualmente, se dan casos de infecciones por diarrea aguda, parasitosis, psoriasis, principalmente en menores de 12 años y en personas mayores.

El proyecto plantea construir un Miniacueducto por bombeo eléctrico (Mabe). La fuente hídrica está identificada así como la estimación de su capital. Sin embargo, esta información se quiere corroborar. Alrededor de la fuente se construirá una caseta de control, que conectará a través de 928 metros con el tanque de almacenamiento de 15 m3 que también se construirá. Estos sistema de abastecimiento de agua comunitario (SAC) está equipados con un clorador artesanal ubicado en el tanque. Después se construirá la red de distribución que tendrá una longitud de 2.703 m. para abastecer el 100% de las viviendas de la comunidad (16 viviendas y 3 espacios públicos). Se quiere asegurar la sostenibilidad económica del SAC con la instalación de micro medidores en cada una de las conexiones.