Este proyecto permitirá beneficiar a 85 mujeres artesanas textiles, personas de bajos recursos económicos, generando y fortaleciendo habilidad y destrezas que contribuyan a mejorar su actividad económica, sus ingresos y, por tanto, la calidad de vida de sus familias. Se quiere potenciar el rol de la mujer trabajadora maya y busca visibilizar y recuperar el esfuerzo de las mujeres como protectoras del patrimonio cultural.
Por un lado, se pretende fomentar una estrategia de producción sostenible capaz de generar un proceso para la autonomía económica y, por otro, se busca fortalecer el tejido social local y promover la participación de las mujeres mediante el énfasis en temas relacionados con la prevención en salud, salud reproductiva, género, liderazgo y empoderamiento.