El proyecto pretende fortalecer las capacidades sociales, organizativas e institucionales de los estudiantes y docentes para generar propuestas educativas desde la propia valoración personal, interpersonal y cultural que respondan a las necesidades y problemática de los jóvenes en la región de Ica.
A través de esta intervención se intenta potenciar la capacidad de los maestros para fomentar mejores prácticas democráticas y ciudadanas, así como para mejorar el desarrollo emocional de los líderes juveniles de manera que esta actuación responda a las necesidades de desarrollo local en un contexto de reconstrucción física y social, después de los cinco años transcurridos desde el terremoto de Ica.
Se les proporcionarán herramientas técnicas, metodológicas y operativas para el diseño y la gestión de sus propuestas de desarrollo local. Se desarrollarán actividades lúdicas que permitan una mejor integración de los jóvenes entre ellos y de ellos con la comunidad.