Este proyecto pretende mejorar las condiciones de vida de 185 familias de dos comunidades rurales a través del acceso al agua potable y de la capacitación con el enfoque de género y salud ambiental a las familias protagonistas. Asimismo, se quiere contribuir a mejorar los sistemas de abastecimiento de agua comunitarios (SAC) desde la consideración de que el agua es un bien de dominio público y un derecho humano.

Por lo tanto, la intervención derivada de este proyecto comprende, por un lado, la perforación de dos unidades de pozos y la instalación del sistema de bombeo, y por otro, la capacitación de la población protagonista con el propósito de asegurar la administración y sostenibilidad de los sistemas construidos, mejorar las prácticas de salud, fomentar nuevas relaciones de equidad e igualdad de género y contribuir a la sostenibilidad ambiental.